¡A la rica sandía!

A la rica sandía

Rica en minerales, azúcares y con un alto contenido en agua, la sandía es una fruta muy diurética, hidratante y súper refrescante. Es depurativa y su pigmento rojo nos da la pista de que posee licopeno, un poderoso antioxidante para nuestras células.

En nuestras rutas y siempre que esté disponible allá donde vayamos, una buena sandía durante la mañana nos sacia muchísimo evitando así caer en la tentación de dulces procesados y refinados. Eso sí, ¡mejor comerla sola y no combinarla con otras frutas!