Cristina Muñoz, mente sana en cuerpo sano

Esta madrileña crudivegana se define como “curiosa, intrépida, preguntona, inquieta, impaciente, inconformista, apasionada”. Amante de la naturaleza, del deporte y del mundo, nos inspira a querer saber más de ella y de su ‘universo’.

Cristina Muñoz, El Universo de Cris

Vegetariana desde los 16, Cristina hace hincapié en llevar una alimentación limpia, sana y ordenada para que la calidad de vida suba a niveles estratosféricos, mejorando nuestra energía y por tanto, nuestra salud. Estudió turismo y publicidad pero decidió dar un giro a su vida de 360º para dedicarse a su pasión por los hábitos saludables.

En su blog El Universo de Cris, comparte información muy interesante sobre alimentación sana y consciente a la vez que consejos para disfrutar de una vida plena y sana. También organiza talleres de cocina crudivegana y realiza asesoramiento sobre alimentación viva. Conozcámosla un poquito más.

¿Por qué?

¿Cuánto tiempo hace que eres vegana y cómo llegaste a esta decisión?
Soy vegetariana desde los 15 años (ahora tengo 30), por motivos de ética animal, aunque sin consciencia alimentaria o de salud. Fue hace 4 años, por motivos de salud, cuando decidí ser vegana y eliminar tanto los lácteos y huevos como todo tipo de refinados y alimentos procesados. Y buscando la manera más saludable y equilibrada de alimentarme, llegué hace año y medio al crudiveganismo.

¿Cuáles son los principales beneficios que has experimentado personalmente siguiendo este estilo de vida?
Los beneficios que se experimentan cuando eliminamos alimentos antifisiológicos y altamente ensuciantes, y comenzamos un proceso depurativo que implica eliminación de toxinas, son muchos.

  • Mayor nivel de energía, ya que la comida crudivegana es alta en nutrientes y además ahorra mucha energía en el proceso digestivo.
  • Conexión conmigo misma, sensación de bienestar… Los alimentos tienen una frecuencia energética y las frutas y verduras ecológicas son las que tienen mayor vibración poseen.
  • Digestiones más simples, ya no tengo sensación de hinchazón, gases, acidez…
  • Regulación del ciclo menstrual.
  • Beneficios físicos: piel, pelo, uñas más fuertes. Se elimina la celulitis, exceso de grasa, retención de líquidos…
  • Apenas me pongo enferma. Antes estaba constipada y con dolor de garganta casi todos los meses, me salían herpes… Esta alimentación mantiene tu sistema inmunológico fuerte, y por eso sólo muy de vez en cuando (y normalmente por motivos emocionales) me bajan las defensas, pero en un día suelo estar recuperada.
  • Tengo más tiempo que antes usaba en hacer la compra y cocinar.
  • Aprender a relacionarme con la comida, entendiéndola como ladrillos que construyen nuestras células, como elementos vivos que afectan a mi cuerpo y mis emociones.
  • Autorrealización, por saber que estoy siendo parte del cambio hacia un mundo mejor, más sostenible, sin sufrimiento, más coherente.
  • He descubierto mi verdadera pasión, que se ha convertido en mi vocación y mi manera de vida. Desde experimentar con recetas, hasta difundir este estilo de vida y orientar a personas que quieren unirse al cambio.

Cuando la gente te pregunta por qué, ¿cuál es tu respuesta habitual?
Curiosamente tengo un artículo en el blog que se titula crudivegana, porque me da la gana, jejeje, precisamente porque me lo pregunta mucha gente, y no es una respuesta breve. Intentaré resumir lo que significa para mi. Os dejo el enlace por si queréis echar un vistazo.

El crudiveganismo no es una dieta, es una manera de entender el mundo y de entendernos a nosotros mismos. Es una filosofía relacionada con el higienismo que implica volver a lo natural, entender la fisiología del ser humano tanto a nivel físico como espiritual y su relación con el entorno. Por un lado optimizando el gasto energético que supone la digestión de alimentos vivos y por otra evitando toxinas, causa de la mayoría de enfermedades. Esto implica no alimentarnos de seres vivos, por supuesto, tanto por motivos éticos, porque no estamos diseñados para ello. Si vamos en contra de la naturaleza, también vamos en contra de nuestra salud.

Por ello tampoco comemos nada que esté alterado y que además produce desequilibrio medioambiental como los transgénicos, ni nada que esté procesado, envasado o desnaturalizado, ya que genera tóxicos tanto en el planeta como en nuestro interior. Al igual que cocinar los alimentos, también los estamos alterando molecularmente y generando toxinas innecesarias. Y además, creando un consumo responsable, local, ecológico, estamos potenciando y construyendo otro tipo de economía y generando cambio. Detrás de todo esto hay motivos éticos, medio ambientales, de salud y mucho sentido común. Y porque además disfruto con los alimentos vivos más que con cualquier otro.

Quizás no a todos les suelto esta parrafada, pero a vosotros me he tomado la libertad de hacerlo ;)

Una vegana en España

¿Crees que resulta sencillo ser vegano/a en Madrid/España?
Para mi es igual de sencillo o más, ya que he simplificado mucho mi consumo, pido una vez a la semana mis kilos de fruta y verdura y compro mis semillas y poco más.

En cuanto a salir a comer fuera, si eres vegano es más fácil. Hay muchos restaurantes y en general en la mayoría de sitios cada vez hay más platos veganos o están dispuestos a prepararte uno con los ingredientes que tengan. De ahí a que sea comida saludable, hay bastante diferencia.

Crudivegano es más dificil, ya que la única alternativa es recurrir a una ensalada, en muchos casos bastante simple. Personalmente no me importa, para mi el mayor manjar en comer fruta y en casa siempre estoy experimentando recetas, así que tengo mi propio restaurante ;)

¿Qué tipo de ingredientes o productos has descubierto que simplemente no podrías vivir sin ellos?
La hoja verde, en especial la col kale, los limones, y me pones en un apuro al tener que elegir mi fruta favorita… quizá diría los plátanos, ya que es sin duda la que más consumo.

Qué restaurante o lugar favorito recomiendas para un viajero vegano muy saludable que visite Madrid (o España) y no se pueda ir sin hacerle una visita.
El restaurante Crucina es el único crudivegano que hay en Madrid. Es cocina gourmet, con ingredientes ecológicos y saludables, aunque al utilizar muchos frutos secos y deshidratados, y combinar demasiados ingredientes, yo no recomiendo ese tipo de cocina a diario.

Otra opción es el Viva la vida, que tiene un buffet de ensaladas donde poder hacerte una a tu gusto. Y una alternativa cocinada saludable son los restaurantes hindús que siempre tienen platos veganos con ingredientes sanos como legumbres, verduras, arroz basmati… y cocinan con poca grasa. Ese es el gran reto, encontrar restaurantes no sólo veganos sino saludables, con alimentos ecológicos, que cuiden la proporción de grasas, combinación de alimentos… Todavía no he encontrado ninguno en el mundo con esta filosofía!

Hora de cocinar

¿Hay algún estilo/inspiración culinaria que te haya influenciado a la hora de crear tus recetas?
La verdad que mi estilo de cocina es muy sencillo. Suelo cocinar con pocos ingredientes, y dando mucha importancia a las salsas o cremas de frutas y verduras como base de muchos platos. Pero a la hora de preparar platos un poco más especiales me inspiro a veces en estilos de cocina internacional, como la asiática o la hindú, y en platos tradicionales de toda la vida, crudiveganos. Pero lo que más me gusta es cuando me vienen inspiraciones divinas como yo digo jejeje, y me imagino en mi mente un ingrediente con otro y lo pruebo y subo al cielo…

Si tuvieras una cena esta noche con amigos no vegetarianos, ¿con qué plato los sorprenderías?
En este caso siempre recurro a platos más eleborados para deleitarles que simulen a los cocinados que ya conocen. Y de esta manera que conecten con este tipo de alimentación. Prepararía varios platos para el centro: sushi crudivegano (utilizando coliflor picada en vez de arroz), una tabla de quesos crudiveganos de tomate seco, aceituna y pimentón para untar en crudites (manzana, calabaza, zanahoria), carpaccio de pepino con salsa de frutos rojos. Y como plato principal una lasaña crudivegana con salsa de mango y jengibre.

¿Cuál es tu receta para una vida feliz?
Por un lado aceptar y agradecer lo que tenemos, saber que todo pasa por algo y toda experiencia tiene un sentido y un aprendizaje que nos hace evolucionar. Y por otro conectar con nuestra esencia y aplicar consciencia, para saber lo que debemos cambiar y que sintonice con nosotros. Y de ahí se abre ese abanico que forma nuestra vida y que tenemos que cuidar cada día: familia, amigos, alimentación, ejercicio, un trabajo con el que sentirnos realizado y dedicarle tiempo a uno mismo.

Viajes

¿Te resulta fácil viajar siendo vegana?
Sí, ya que siempre recurro al alimento más fácil de llevar, que es la fruta. En casi todos los lugares hay fruterías, así que tan sólo tengo que comprar varios kilos y echarlas a la mochila.

¿Qué es lo que nunca puede faltar en tu maleta cuando vas a emprender un viaje?
Fruta, una agenda, un libro y mi móvil para compartir fotos y recetas jiji (es lo bueno de que tu trabajo sea tu pasión, que ya no se convierte en trabajo, sino en placer).

¿Hay alguna ciudad/país que adores por ser afable con el público crudivegano? ¿Has visitado alguno que haya resultado ser más complicado?
Estambul me encanta porque está lleno de puestos de fruta, incluso por la noche. También tienen un montón de tiendas donde venden frutos secos crudos y frutas deshidratadas. Además, los restaurantes, aunque no sean especialmente crudiveganos o veganos, tienen mucha oferta de ensaladas variadas y platos vegetales cocinados como falafel, arroz, dolma, verduras al curry…

Tailandia también me encantó, con los cocos, mangos, batidos tropicales, ensaladas de frutas y mi hierba favorita: el cilantro!… Además ambos sitios son muy baratos. Desde que soy crudivegana no he estado en ninguno que fuese demasiado complicado.

¿Puedes compartir algún consejo para mantenernos saludables fuera de casa?
Siempre llevar en la mochila fruta, frutos secos, fruta deshidratadas… Son la mejor opción para tener energía y nutrientes. Fáciles de transportar y muy económicos.

Un poco más personal

Si pudieras volver atrás en el tiempo unos 10 años, ¿qué te dirías a ti misma?
Creo que da igual lo que me dijera, porque la persona que soy ahora es gracias a la que fui y a lo que viví hace 10 años cuando era bastante inconsciente. Nos creamos a base de experiencias y de aprendizajes, de aplicar el intelecto y el corazón con cada acto. Y la mayoría de las veces tenemos que caernos para aprender a levantarnos nosotros mismos. Por mucho que nos digan los demás, hasta que no vivimos ciertas cosas no podemos aprender de ellas.

Te despiertas para descubrir que estás perdida en una isla desierta sin posibilidad de escapar. Escoge 3 cosas que te gustaría llevar contigo.
Un cuaderno y boli, el libro del conocimiento (un libro de espirtualidad y ciencia) y a mi compañero de vida Juan Ma.

Una película y una cita para la vida.
Una película, Planeta libre. Un libro, Las 9 revelaciones y una cita: “Si cambiamos la forma de ver las cosas, las cosas cambian de forma. Creer es crear.”

– Toneladas de gracias Cristina! –