365 nuevas oportunidades para reinventarnos

Feliz 2015

El cambio de año ajusta los contadores mentales a cero y reaviva nuestro optimismo interno.

Como una libreta a punto de ser estrenada, empezamos a sacar punta al lápiz para escribir objetivos que nos llevarán a introducir cambios que enriquezcan nuestros días. Sentimos que disponemos de nuevas energías con las que obtener una mejor versión de nosotros mismos. Un yo 2.0.

Algo así nos ocurre cada vez que iniciamos o finalizamos un viaje. Una serie de propósitos e ideas nacen, se desarrollan, maduran o incluso se transforman. Y nos hemos dado cuenta de que es ahí donde reside la verdadera magia de la vida, la única que se atreve a desconcertarnos sin permiso con nuevas amistades, nuevos viajes y nuevas situaciones de las que aprendemos a desaprender y analizarnos constantemente.

Hace más de dos años que decidimos, por voluntad propia, abandonar la comodidad del hogar, cargar las mochilas al hombro y descorrer la cortina para descubrir cómo conciben la vida más allá de lo que la vista nos alcanzaba. El concepto es sencillo, tal y como dice Javier Martínez Reverte: “La aventura de viajar consiste en ser capaz de vivir como un evento extraordinario la vida cotidiana de otras gentes en parajes lejanos a tu hogar.

Experimentar realidades distintas nos brinda la oportunidad de reinventarnos a nosotros mismos y la manera en la que concebimos el mundo. Reinventarse al partir requería reinventarse al regresar a casa. Y fue ese ir y venir el que nos ayudó a comprender que la vida es un continuo e incesante viaje que empieza cada día independientemente del lugar donde nos encontremos. Sea febrero, julio o diciembre. Llueva, nieve o salga el sol. Estemos en Barcelona, Kuala Lumpur o Hong Kong.

No necesitamos excusas. Ya disponemos de todo lo que necesitamos. Podemos ser felices aquí y ahora. Con o sin mochila.

Tenemos por delante 365 días para añadir un nuevo capítulo a esa vida de la que sentirnos orgullosos.

Regálate tiempo para crecer, descubrir, innovar, crear, apasionarte y sobretodo, reinventarte una y otra vez en esta travesía continua.

Porque el mejor año de tu existencia está a la vuelta de todas las esquinas. El dónde es lo de menos. Sólo necesitamos hacer espacio para lo bueno de verdad y centrarnos en escoger aquellas cosas que nos apasionen y colmen de abundancia todos los minutos de nuestra vida.

El 27 de enero un avión nos llevará a Bangkok. A partir de ahí, el 2015 tiene vía libre para sorprendernos en lo que más le apetezca. El viaje continúa.

Te deseamos un nuevo año y vida verdaderamente increíbles.
Sandra & Javi